Argumentos contra el creacionismo


En la página The kinking Atheist se encuentra un vídeo en el que se presenta una colección de argumentos propios de posiciones creacionistas y sus correspondientes contraargumentos.

Desde el vídeo se intentan desmontar tanto los argumentos propios del creacionismo, como de su nueva versión del “diseño inteligente”. Entre los contraargumentos podréis encontrar alguna referencia a dos ideas que se han tratado en clase: la noción de “gancho celestial” de Daniel Dennett y la noción de Kluge de Gary Marcus.

Os dejo la versión subtitulada

Anuncios

Paleoantropología Forense


Ángela Montenegro, la especialista en reconstrucción facial del equipo forense del Jeffersonian, podría haber ayudado a la doctora Temperance “Bones” Brennan a resolver un crimen de hace 30.000 años

Dos trabajos de publicados recientemente muestran cómo la reconstrucción facial puede ayudar a poner músculos y piel allí donde sólo hay huesos.  Las técnicas de reconstrucción facial permiten reconstruir el cráneo de una persona y su esqueleto colocando músculo, piel y pelo para obtener una imagen de cómo era esa persona a partir de los restos óseos encontrados.

La técnica de “aproximación facial” utilizada por la doctora Susan Hayes del Centre for Archeological Science de la Universidad de Wollongong en Australia ha permitido poner un rostro a una hembra de Homo floresiensis de unos 30 años de edad y un metro de altura a partir de los restos de cráneo conservados y mediante la ayuda de un programa que permite recomponer las partes que faltan y colocar músculos y pies.

The path Dr Hayes took to reach her facial approximation of the ‘Hobbit’.
Referencia. University of Wollongong

En esta misma línea de investigación la BBC ha publicado un vídeo en el que se exponen los métodos utilizados por un grupo de científicos para realizar la reconstrucción de un Neandertal a partir de los restos encontrados en 1909 en la cueva de La Ferrassie en Francia.Los resultados de las excavaciones proporcionaron restos de un cráneo prácticamente completo de Homo neandertalensis así como restos incompletos de su esqueleto.

Video BBC

Video BBC

Estas técnicas, además de humanizar  la paleoantropología poniendo rostros a los restos que se encuentran, también ayudabn a resolver cuestiones importantes sobre su modo de adaptación, el tipo de lesiones que podían sufrir y su estilo de vida. Es la textura y la forma de los huesos lo que permite colocar múculos, y analizando cómo estos músculos se conectan con los huesos se puede conocer el tamaño y su masa. En el caso de la reconstrucción del Neandertal, se ha podido observar que el brazo derecho era más fuerte que el izquierdo, lo que lleva a pensar que en sus prácticas de caza debían utilizar este brazo para apuñalar repetidamente a sus presas.

¿A quién se parece el nenadertal francés?

Reflexiones sobre la LOMCE


Francesco Tonucci (1941) es un psicopedagogo y dibujante cuyas investigaciones se centran en estudiar el impacto que la educación tiene sobre los niños y como afecta a su desarrollo cognitivo y las relaciones sociales que los distintos sistemas educativos ayudan a construir.

En el video se proyecta una entrevista sobre diversos aspectos muy polémicos que aparecen en la LOMCE y también sobre qué debemos entender por una “buena educación”. Para Tonucci la educación es algo que no puede estar diseñada por las necesidades del mercado, y la vincula al desarrollo de personas que anhelan la felicidad. En este sentido, la educación, a diferencia de como la entiende la LOMCE no puede ser ni contribuir a la competitividad, sino que se debe basar en la idea de compartir conocimientos y de colaboración.

Un aspecto polémico que se apunta en la entrevista es el de la necesidad y el sentido de las pruebas de “reválida” en el sistema educativo. Seguro que aquí hay un elemento para la discusión.

¿Se puede ser culto sin saber ciencia?


¿Qué tipo y qué nivel de conocimiento científico-técnico  se le debe de exigir a una persona para que se pueda decir de ella que es culta?

Video del debate

Video del debate

Os dejo el enlace al video en el que Jorge Wagensberg,  Gonzalo Argandona y Valeria Edelsztein, científicos y periodistas especializados en la divulgación de la ciencia debaten sobre el tema. Es interesante leer también los comentarios que los lectores hacen en la entrada de la noticia en el periódico El País.

Es cierto que el nivel de desarrollo científico alcanzado en los dos últimos siglos exige un gran esfuerzo para estar al día de los avances que se producen en las distintas disciplinas científicas. Sin embargo, nunca ha habido en la historia de la humanidad tanta facilidad para acceder a los lugares en los que se producen esos conocimientos. Basta pensar en los sistemas de matrícula abiertas y gratuitas que tiene universidades de prestigio, o en la cantidad de literatura- analógica y digital- que se está presentando al público para que pueda tener acceso a los avances en el desarrollo científico-técnico.

Toda civilización y toda cultura  exige a sus integrantes que tengan un cierto nivel de conocimientos sobre su desarrollo tecnológico y científico. Es impensable que un bosquimano o un yanomami puedan sobrevivir sin conocer los avances tecnológicos que ha hecho su cultura. En occidente se debe exigir a las personas que también tengan un conocimiento apropiado del desarrollo científico que ha alcanzado nuestra cultura.

Por otro lado, y como recientemente ha demostrado la crisis del modelo económico en la que estamos inmersos, no debemos dejar la toma de decisiones de aquellas cuestiones que pueden ser trascendentales para nosotros, a nivel individual y colectivo, en manos de unos supuestos “técnicos” (“fílosofos-gobernantes” para los que ya hayan pasado por Platón) que acaparan el saber y por lo tanto la capacidad para tomar decisiones. Esto exige que la ciudadanía tenga el mayor nivel posible de conocimientos científico. tecnológico.

Un modelo educativo que prescinde de ofrecer a los estudiantes un conocimiento del estado de la ciencia en el mundo contemporáneo no puede ser bueno y debiéramos aceptarlo.

¡Sapere Aude!