Publicado en Filosofía de la ciencia, Lógica

Hora del Código


HOUR-OF-CODE“La Hora del Código” es un acontecimiento a nivel mundial que tiene como objetivo promover el desarrollo del pensamiento computacional y el aprendizaje de la programación desde edades muy tempranas, aunque como indican los organizadores se puede participar desde los 4 a los 104 años.

Puedes informarte de los programas que se van a usar en estas direcciones

Este año se celebra la semana del código del 7 al 13 de diciembre, y el Departamento de Filosofía quiere contribuir al programa organizando algunas de las actividades propuestas por la organización. Vamos a usar las aulas de informática para jugar y aprender a programar. Si quieres participar rellena el siguiente formulario.

Más información a través de

  • @Ies_Med
  • @odyseus2009
Anuncios
Publicado en Filosofía de la mente

El problema mente-cuerpo (II)


mente_cuerpo

  • Autor: José Luis Fernández Moreno
  • Departamento: Filosofía

Un nuevo esquema para clasificar las distintas posiciones que hay en Filosofía de la Mente en torno al problema mente-cuerpo.

Es difícil clasificar las distintas doctrinas filosóficas que hay sobre el tema, especialmente porque muchas comparten aspectos comunes y algunos presupuestos básicos también son asumidos por muchos de los filósofos. Así que he decidido cortar el problema en lonchas gruesas y he dividido los posicionamientos en dos grades grupos. Dualistas de distinto pelaje y naturalistas. Aunque soy consciente de que Fodor o Putnam asumirían el supuesto naturalista, para todo fisicalista que se precie, lo suyo no deja de ser dualismo. Vaaaale, de propiedades.

Pulsa el enlace para ir al esquema

Publicado en Filosofía, Filosofía de la ciencia, Filosofía de la mente

Entrevista a Mario Bunge


  • José Luis Fernández Moreno
  • Profesor departamento de Filosofía
Mario Bunge en Madrid. / Olmo Calvo / Sinc
Mario Bunge en Madrid. / Olmo Calvo / Sinc

Comenzamos el año con una entrevista al profesor Mario Bunge. Es difícil encasillar al profesor Bunge en un área concreta de la Filosofía, porque no hay tema sobre el que no haya tratado y polemizado, en ocasiones de forma vehemente. Tuve la suerte de ser testigo de una acalorada discusión con un profesor de psicología en la Faculta de Filosofía de Granada en una conferencia en el aula magna. Aunque no recuerdo muy bien el contenido de la pregunta, algo sobre el “ego” o el “yo”, la respuesta de Mario Bunge fue inolvidable. Tras golpear la mesa gritó: ¡¡”córtele la cabeza a una persona, estírpele el cerebro y dígame dónde se encuentra el ego”!!.

En el auditorio hubo división de opiniones, freudianos pataleando el suelo y fisicalistas de lo más variado, a los que se unían  psicólogos que hubiesen militado en el brazo armado del conductismo, aplaudiendo como locos. Por aquellos entonces no entendía muy bien de qué se estaba tratando allí, aunque uno, como decía el profesor Tomás Calvo, ya “cojeaba del ala analítica”. Lo que si comprendí es que en algunos temas de filosofía hay que entrar a discutir con el cuchillo en la boca. El profesor Mario Bunge es un auténtico bucanero que no ha desaprovechado nunca la ocasión de polemizar sobre temas relacionados con la filosofía de la ciencia, filosofía de la mente o sobre política.

En la entrevista que le realiza Pampa García Molina (periodista especializada en ciencia y tecnología, licenciada en Física)  y que se publica en la agencia de noticias SINC, el profesor Bunge, a sus 94 años, nos habla de las relaciones entre política y ciencia, la situación actual de la física y la decadencia de la filosofía. Y como no podía ser de otro modo, afilando el cuchillo contra los “filósofos” postmodernos.

Enlace a la entrevista a Mario Bunge

Publicado en Filosofía y literatura

El viaje a Budapest


Entrada de Manuel Daza. Departamento de Filosofía

Comentario sobre el libro “El viaje a Budapest”

Autor: Daniel Barredo
Premio Andalucía Joven 2011

Portada del libro "El viaje a Budapest"
Portada del libro “El viaje a Budapest”

Después de doce años en distintos antros académicos, dos carreras y un master, seis meses trabajando en un instituto concertado, y también como profesor particular, Daniel Barredo, protagonista de la novela y alter ego del propio autor, decide mandar todo a la mierda y perseguir su sueño; leer y escribir.
Pero, de mes en mes no le queda más remedio que ejercer de poeta y presentarse a premios literarios rurales para pagar la renta de la habitación que comparte en Granada con una amiga. Aunque también está bien mangar en los hipermercados (mucho más digno, hermoso y mucho más humano que pedir limosna en la puerta de un convento) y ligarse y chantajear a cincuentonas de la alta burguesía granadina, que a cambio de un sobeo, le regalaban algún billete, lo que no le convierte en prostituto, sino en un artista subvencionado por el mecenazgo de su joven falo. Se convierte así en un ser autodestructivo que a la vez busca disfrutar de la vida aprovechándose de los demás. Un ser que se muscula en el gimnasio y toma toda clase de anabolizantes para tener un buen aspecto físico con el que seducir a mujeres de toda condición.
Estaba muy cabreado y sólo quería escribir, leer, hacer deporte y tirarse a todo bicho viviente. La palabra esperanza se había desgastado con tanto contrato basura, degradación intelectual, educativa y moral. Se nos han vendido un mundo que no existe; nos han llenado la cabeza de sueños que son irrealizables; nos han dicho que si estudiábamos tendríamos un buen futuro y todo ha sido una gran estafa.
La necesidad arma de valor, vacía los escrúpulos y extirpa la moral. No hay moral posible cuando hay hambre. Hemos de negarnos a ponernos el bozal de los que renuncian, la mordaza de los amargados. Y huir también de la estabilidad: “ese demonio que succiona como una garrapata la sangre de tantos jóvenes talentos”.
4183006710Un día Daniel consigue reunir el suficiente dinero, mediante extorsión, para marcharse con un amigo a Budapest. El amigo es músico y va a dar allí un concierto. Será en la ciudad magiar donde cambiará su vida.
El autor escribe sin miramientos ni concesiones, der forma explícita y directa, que podríamos calificar de hiriente y barriobajera, rupturista, contra esa moral dominante e hipócrita, contra la realidad miserable y atomizada de la sociedad capitalista que imposibilita la creación estética y realización personal.
Ya desde la primera página y, como lector, oscilamos entre el escándalo y la admiración en algunas ocasiones por su prosa poética. El mismo autor confiesa en el prefacio que estas páginas representan su suicidio como hombre, ya que después de leerlas ni sus vecinos, ni su familia podrán verlo de la misma manera, sino que girarán la cabeza y lo llamarán “hijo de la gran puta”.
Valiente, diría yo, puesto que describe lo escabroso con una naturalidad pasmosa, como una forma de vida elegida por el protagonista como la única posible para librarse de las servidumbres del capitalismo y de esa visión de España como “una mezcla de chupópteros que viven de méritos dudosos, y de enchufados gracias a la influencia de sus amigos o familiares”. A pesar de todo, Daniel Barredo apuesta por un vitalismo con excesos, sin prejuicios morales ni sexuales, y en donde el vivir se configura como aventura, ya que “cuando vivir es una aventura sólo te importa el aire. Y volar”
Novela calificada como de realismo sucio prostibulario y casi ensayístico, donde el autor conduce al lector hacia una trama de novela negra, que con tintes picarescos conducen a una historia de amor.

“Ya no hay ídolos, ni dioses, ni héroes, sino ríos de tinta que me conducen a océanos de pensamiento, sino Lo Uno y Los Otros, sino un campo sin verjas lleno de trampas para evitar las colonizaciones. Porque el flujo dominante culebrea de cerebro en cerebro e inocula su veneno moral”.

“Bien, hasta aquí hemos llegado. Os regalo esta piel seca para que os hagáis una manta y os abriguéis cuando llegue el invierno y el banco os eche a la calle. A vosotros me refiero, muchachos que pagáis una hipoteca. Generación de conservadores, chicos buenos, chicas trabajadoras, asfixiados por la normalidad y el buen rollo y la hipocresía”

Publicado en Ética, Filosofía política

¿Celebrando el Día de la Constitución?


Constitución Española

Actividad para el Día de la Constitución

Título I. De los derechos y deberes fundamentales
Capítulo tercero. De los principios rectores de la política social y económica
Artículo 47
Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.

Los días 29 de octubre y 7 de noviembre, representantes de la plataforma STOP Desahucios impartieron unas charlas en los cursos de 1º de bachillerato sobre el significado del artículo 47 de laConstitución, y de las consecuencias de su incumplimiento. En el contexto de la actual crisis económica los efectos de una política en la que los recortes económicos recaen fundamentalmente en los sectores más débiles de la sociedad, la consecuencia del impago de una hipoteca es el desahucio.

Las representantes de la plataforma informaron sobre:

  • ¿Qué es un desahucio?
  • ¿A quién se desahucia?
  • ¿Quién desahucia?
  • ¿Por qué se produce el desahucio?

También explicaron cómo actúa la plataforma cuando se tiene conocimiento de una situación que va a terminar en el desahucio de una familia. La actuación es fundamentalmente preventiva, evitando, mediante una negociación, que se llegue al desahucio y buscando fórmulas que permitan a las familias ocupar su vivienda modificando las condiciones que pactaron inicialmente con la entidad bancaria. Sólo en los casos en los que no es posible alcanzar el acuerdo se inicia una fase de presión mediática, dando a conocer a los medios de comunicación o con presencia en la calle la situación de esa familia.

Padlet sobre la actividad