“Desafío extremo” en la Sima de los Huesos


Desafío Extremo. Especial Atapuerca

   La divulgación científica debe guardar un delicado equilibrio entre el entretenimiento y el respeto por el trabajo científico. El rigor científico no debe dificultar la divulgación de la ciencia. Pero, en la medida en que el objetivo es divulgar y extender el conocimiento científico más allá de lo que pueda entender un experto en la materia y  acercar los avances científicos a un público más o menos ilustrado en el tema.

El trabajo presentado en el programa “Desafío extremo” –Especial Atapuerca– por Jesús Callejas y su equipo tiene momentos interesantes, en tanto que busca presentar el trabajo, muchas veces desconocido, que realizan los/as arqueólogos/as y paleoantropólogos/as. Pero también tiene momentos de escaso rigor.

Por un lado, hay falta de documentación. La Sima de los huesos sí ha sido grabada para la televisión. De hecho, existe un documental titulado “Atapuerca. El misterio de la evolución humana” dirigido y realizado por David Trueba y producido por Madrid Scientific Films en el que, eso sí, con unos cuantos años menos, Arsuaga, Carbonel y compañía ya nos mostraban el interior de la Sima de los Huesos y la aventura que supuso el descubrimiento en la sierra de Atapuerca de la especie Homo antecesor.

Por otro lado, Callejas no para de decir que va a adentrarse en el lugar en el que se encuentran los restos de nuestros antepasados. Al pLa divulgación científica debe guardar un delicado equilibrio entre el entretenimiento y el respeto por el trabajo científico. El rigor científico no debe dificultar la divulgación de la ciencia. Pero, en la medida en que el objetivo es divulgar y extender el conocimiento científico más allá de lo que pueda entender un experto en la materia y  acercar los avances científicos a un público más o menos ilustrado en el tema.

La Asociación  Amigos de Atapuerca ha puesto el grito en el cielo. En su blog se puede leer una entrada muy crítica con el programa de televisión. Llegar a la Sima de los Huesos no supone un gran desafío deportivo y no entraña ninguna dificultad técnica que justifique la presencia de Jesús Callejas y su programa en el yacimiento. Aunque si es interesante mostrar la vida cotidiana de los antropólogos/as y el resultado de sus investigaciones, esto se podría haber realizado sin descender por la Sima.

Tanto el documental dirigido por Javier Trueba, como el que rodó Werner Herzog (La cueva de los sueños olvidados) son dos buenos ejemplos de lo que la divulgación científica puede hacer, con rigor, en favor del desarrollo y el conocimiento de la ciencia.

Anuncios